Ante los embates del sistema, el  líder nacional de los trabajadores del riel, recibe el apoyo de las bases sindicales, miles de agremiados están ciertos que desde la llegada de  Víctor Félix Flores Morales, a la dirigencia nacional de dicha organización obrera, se ha ocupado y preocupado por edificar un sindicato fuerte, unido, solido,  lo que les ha permitido junto con sus familias llevar una mejor calidad de vida.

Los aumentos salariales han sido justos, las prestaciones logradas han sido de primer nivel, los estatutos sindicales se han cumplido, por eso saben de la urgencia de  permanecer unidos y ahora más, que nunca, mostrarle solidaridad a su líder nacional.

Es de resaltarse que quien pretende encabezar el movimiento desestabilizador es un tal Benito Bueno Rentería, sujeto quien por un tiempo llevo las riendas de la sección 31 del Chihuahua, sede sindical a la cual dejo hundida en la podredumbre y la miseria.

Con escasas una docena de trabajadores que le siguen el juego, les hace llamadas telefónicas a los trabajadores prometiéndoles mejoras económicas totalmente falsas. Su única intención es continuar utilizando a los trabajadores, y, como siempre, la ambición lo domina.

Lo que Bueno Rentería pretende, tal y como lo ha hecho siempre, es utilizar al trabajador del riel sin imaginar el grave daño que le está causando, ya que bajo el argumento de que habrá de presentar demandas ante la autoridad correspondiente pone en riesgo a miles de familias pues al proteger la ley a las empresas ferroviarias y de no estar bien fundamentadas dichas denuncias, la parte patronal tiene la facultad de dejar sin empleo a miles de trabajadores, lo que vendría a perjudicar enormemente a miles de familias.

La familia sindical ferrocarrilera es gente pensante, inteligente por eso, sin temor a equivocarnos, habrán de refrendarle  el todo momento su incondicional apoyo al líder nacional, no habrán de darle importancia al canto de las sirenas sabedores que lo único que ambiciona el gobierno federal es tener sindicatos débiles, a sus órdenes y a sus pies. Claro y unos auténticos títeres como dirigentes.

Bien por la familia ferrocarrilera.

IPAX-“EL PASTAS”

El ex recluso, que hace las veces de director de tan importante instituto, se pone a trabajar.

Lo cierto que Héctor Manuel sí ha mejorado este organismo, se ha fajado en serio, los elementos están mucho mejor que hace apenas año y medio.

Los miles de pupilos del IPAX, trabajan en otro ambiente, perciben mejores prestaciones, reciben un trato humano, de calidad.

Así de sencillo. Ahora los más de siete mil elementos en el Comisionado encuentran un amigo, a un ser tratable, inteligente y pensante.

Se acabaron  los tiempos de represión, de hostigamiento laboral y de amenazas.

Los aires que actualmente le soplan a los oficiales de la policía Auxiliar y Protección Patrimonial (IPAX), son totalmente distintos, nada que ver a los de antaño.

Bien por Héctor Manuel Riveros Hernández, conocido en el bajo mundo como “El Pastas”.

Por cierto en este organismo se encuentra más que listos, para brindar sus eficientes servicios y apoyo tanto a la ciudadanía como a las empresas que durante el “Buen fin”  y las compras de diciembre, lo requieran.

La garantía es total.

El servicio es de primera, la capacitación y el adestramiento de los elementos, ahora sí,  es toda una realidad.

Felicidades.