Crece la necesidad de esclarecer tan rápido como sea posible la participación de la DEA, la agencia antinarcóticos de la
Casa Blanca, en el fallido operativo para capturar al hijo del Chapo Guzmán.

La demanda incluye a sectores del Ejército que sienten que pagaron los platos rotos sin tener acceso a la película completa.

La demanda es que el Senado haga uso de sus atribuciones, forme una comisión especial para dar seguimiento al caso, y cite al gobernador Quirino Ordaz para que ofrezca detalles de la reunión que tuvo con la DEA días antes del operativo.

De seguro salió a relucir varias veces el apellido Guzmán. La reunión es extraña, pero no tanto como la llamada súbita de Donald Trump a López Obrador para colaborar con el control de armas….Se destaca en “Pepe Grillo” de La Crónica.