El Universal

Culiacán, 21 de octubre de 2019.- El fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, dijo que los hechos ocurridos en Culiacán, Sinaloa, “no van a ser otro Ayotzinapa”, ya que habrá claridad en la investigación y se esclarecerán con precisión las responsabilidades, con apego a la ley y transparencia.

“Les aseguro que la Fiscalía ha asumido plenamente esta investigación la cual será ejemplar, y no va a quedar impune”, expresó.

En conferencia, al finalizar el arranque de los trabajos de la reforma al Poder Judicial en el Senado, Gertz Manero confirmó que desde septiembre se tiene una solicitud de parte del gobierno de Estados Unidos para detener con fines de extradición a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Loera Guzmán, alias “El Chapo” Guzmán.

Precisó que la petición se turnó a la Secretaría de Relaciones Exteriores, y a la Fiscalía, junto con el nombre de otros personajes, pues en lo que va del año, se han hecho 44 extradiciones, una cada semana hacia Estados Unidos.

“Esa orden nosotros la tenemos, son las instituciones de la Fiscalía las que manejan este tipo de extradiciones, y se continuará con ella como se ha hecho con todas las otras 44 que ya se han realizado”, apuntó.

El fiscal indicó que en la investigación exhaustiva de los hechos violentos a ocurridos en Culiacán, se analizará la actuación de las policías locales y federales, así como de la Guardia Nacional, y todos los que participaron en el operativo en esa entidad, incluidos los delincuentes, a fin de fincar responsabilidades penales y esclarecer los hechos.

Dijo que hasta el momento no se señala ninguna responsabilidad al presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que “no es una tarea del primer mandatario” una acción como la que se llevó a cabo en Culiacán, pues hay instituciones, individuos, funcionarios y servidores públicos que tienen esas tareas.

“Involucrar al Presidente de la República me parece en mi opinión personal, algo absolutamente inaceptable”, expresó.

Alejandro Gertz Manero apuntó que se tiene que analizar detalladamente cómo se llevaron a cabo todas las circunstancias, entre ellas, la fuga de los reos del penal de Culiacán, y la actuación de la policía local, Guardia Nacional o los que hayan participado.

“Se va a hacer una investigación exhaustiva de un lado y del otro, no es nada más la conducta de un servidor público, ni es nada más la conducta de un delincuente, es el análisis completo, total de todos los hechos, porque el Derecho Penal es de carácter personal, las conductas penales se le pueden imputar a una persona por un acto u omisión, en este caso poder judicializar y castigar, no va haber excepciones”, detalló.

Refirió que la Fiscalía trabaja sobre la base de las denuncias que se presenten, las cuales se empiezan a recibir, y se va a instalar un procedimiento claro, transparente y preciso, y prepara todas las respuestas. Además de que se nombrará un grupo de fiscales experimentados en llevar a cabo investigaciones de esta índole, para así establecer de las responsabilidades penales que haya en cualquier nivel.