El presidente nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, ha dicho, en corto, que será superdelegado del gobierno federal en Durango, porque así se lo hizo saber el presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, nos dicen que el pasado jueves la senadora por Durango de Morena, Margarita Valdez, y las diputadas federales morenistas del mismo estado: Martha Olivia García Vidaña, María de Lourdes Montes Hernández, Maribel Aguilera Chairez e Hilda Patricia Ortega Nájera, fueron recibidas en uno de los despachos más importantes de la Presidencia de la República, para decir que no les gusta que alguien tan cercano a la derecha reciba esa encomienda. La postura de las legisladoras, nos comentan, fue escuchada y ahora habrá que ver si quien toma la decisión se mantiene o hay un cambio de señales….Se puede leer en “Bajo Reserva” de El Universal.