Tal parece que el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, está en jaque, y es que, por un lado, su secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera, de Santiago Nieto, por supuestas operaciones con recursos de procedencia ilícita a través de firmas fantasma, en sociedad con el exmandatario de Veracruz, Javier Duarte. Por otro lado, el góber morelense tiene que enfrentar el escándalo por su hermano incómodo, Ulises Blanco, de quien se dice acude a las reuniones de seguridad de la entidad sin ser parte del gabinete. Oootra vez pillan a Cuauhtémoc en fuera de lugar.…Se lee en “Rozones” de La Razón.