Lo siguiente, aunque usted no lo crea, sucedió en pleno siglo XXI. Un grupo de campesinos del poblado Santa Rita Invernadero, en Chiapas, se enfrentó con empleados de la presidencia municipal de Las Margaritas, al intentar llevarse retenido al alcalde de extracción perredista, Jorge Luis Escandón Hernández. Reclamaban la falta de construcción de un camino prometido por el edil, y ante la negativa, el funcionario fue amarrado de las manos y obligado a salir del inmueble, posteriormente fue atado a una camioneta y arrastrado varias cuadras en la cabecera municipal. El resultado fue un enfrentamiento con palos y tubos. Tuvo que rescatarlo la policía estatal. Hay once detenidos. Rutilio Escandón, gobernador, ¿permitirá que humillen de esta manera a la autoridad? Luego no se quejen….Se detalla en “Frentes Políticos” de Excelsior.