Como bien dice el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, para ser magistrado se debe tener conciencia social, honestidad, profesionalismo y conocimiento del Derecho, y ninguno de los requisitos exige tener carrera judicial.

Lo cierto es que poseer antigüedad como burócrata judicial no es sinónimo de garantía, ni de buen perfil. Se necesitan otras cositas.

Para que el Poder Judicial prospere de manera persistente, y de igual forma permanezca siendo plural y autónomo,  los aspirantes a magistrados bien pueden ser académicos, servidores públicos con conocimientos y preparación en el tema, así como postulantes de Derecho.

Por supuesto que es legítima la aspiración de los jueces a lograr una magistratura, como también es toda una realidad que se deben conjuntar esfuerzos para lograr un Veracruz más justo.

VERACRUZ-ADOLESCENTES

Fue en el minigobierno de Miguel Ángel Yunes Linares cuando la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres situó a Veracruz, en lo que a embarazos adolescentes refiere, en el segundo lugar nacional con una cifra superior a los 25 mil embarazos, en jóvenes cuyas edades fluctuaban entre los 15 a 19 años.

Por lo que de acuerdo con el Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo en Adolescentes, GEPEA y el Consejo Nacional de Población (CONAPO), nuestra entidad se ubica en el segundo lugar a nivel nacional con más de 20 mil embarazos al año de mujeres adolescentes.

De acuerdo al último reporte de CONAPOen 2018, Coatzacoalcos, Coscomatepec, Xalapa, Veracruz, San Andrés Tuxtla, Minatitlán, Perote, Córdoba y Papantla son los municipios que capitanean las cifras.