Viejo «mamila» y mentiroso, asegura Edel Álvarez Peña que para ser magistrado se necesita honestidad, profesionalismo y conocimiento del Derecho. Faltó que dijera y ser recomendado por un priista como Fidel Herrera, pese a no cumplir con esos requisitos y de ahí arrastrarse con Yunes Linares