* Con su organización “Renovación Veracruzana” ha amedrentado a colonos

* Destruyó pavimentación en la colonia Ampliación 21 de Marzo el pasado año

* Tomó este viernes el Palacio Municipal de Xalapa afectando a terceros

GOLPE POLÍTICO

Erika Morales Libreros

Xalapa, Ver., 23 de agosto del 2019.- No se puede “tapar el sol” con un dedo y la mala fama de la lideresa de “Renovación Veracruzana”, Arely Hernández Alvarado, se sustenta en las violentas y arbitrarias acciones que ha llevado a cabo junto con sus agremiados, a los cuales manipula a su antojo.

Basta recordar que meses atrás, destruyó la pavimentación de la calle Cedro en colonia Ampliación 21 de Marzo, razón por la cual el Ayuntamiento de Xalapa presentó una denuncia en su contra ya que se trataba de un bien público e incurrió en un delito.

Destruyó la pavimentación de la calle Cedro en colonia Ampliación 21 de Marzo, razón por la cual el Ayuntamiento de Xalapa presentó una denuncia en su contra.

Por si fuera poco, colonos de dicho lugar también acusaron ser víctimas de amenazas e intimidaciones por parte de Hernández Alvarado, pues al no prestarse a sus mañosas formas de obtener beneficio se puso en contra de ellos afectándolos con dicha acción y amagándolos con golpearlos si la denunciaban.

Ahora una nueva denuncia será presentada en contra de esta pseudolíder, que se aprovecha de la necesidad de la gente para disfrazar sus protestas de “buenas causas” aunque en realidad solo convienen a sus intereses.

Dicha acción será llevada a cono nuevamente por el gobierno local que preside Hipólito Rodríguez Herrero, esta vez por tomar el Palacio Municipal este viernes, afectando a la ciudadanía que acudía realizar trámites.

Hoy tomó el Palacio Municipal de Xalapa.

Y es que cabe señalar, que Arely Hernández estaba acostumbrada a que en pasadas administraciones le cumplían sus caprichos, pues ella misma lo argumentó esta mañana durante su manifestación: “les pateábamos la puerta y daban la cara, ahí iban resolviendo”.

Sin embargo, en esta ocasión se ha topado con la “horma de su zapato”, pues no hay más condescendencias de las autoridades municipales para sus exigencias, ya que los recursos públicos se destinan equitativamente para beneficio de todos los xalapeños y no de unos cuantos.