Excelsior.com

PUEBLA, PUE.

Una fuerte fuga de gas LP en un ducto de Pemex, empezó a la una de la madrugada de este martes, como consecuencia de una toma clandestina, lo que ha provocado el cierre de la autopista Puebla-Acatzingo, en ambos sentidos, sin que haya visos de su reapertura en breve.

Personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de Protección Civil trabajan en la zona para tratar de llegar a la zona para reparar el daño en la tubería, aunque hasta el momento se desconoce si está rota, lo que complicaría aún más los trabajos de reparación y sellado.

De acuerdo con Protección Civil, «afortunadamente» no hay asentamientos humanos a un kilómetro a la redonda, sin embargo, destacó que es necesario suspender el tráfico vehicular para impedir el aumento de la contingencia.

Por lo anterior, la Policía Federal recomienda que para continuar el viaje hacia la Ciudad de México es necesario desviarse a la altura de Tepeaca, tomar la carretera federal para llegar a Puebla y retomar la autopista hacia la Ciudad de México; para ir hacia Veracruz, hay que seguir la ruta a la inversa o tomar la autopista Amozoc-Perote para llegar a Xalapa y después continuar hacia el puerto.