Grupos criminales que operan en el Pacífico disputan desde hace décadas el control de la aduana del Puerto Manzanillo, en Colima. El control  ha pasado por bandas de los hermanos Amezcua, de los Arellano, del Chapo Guzmán, La Familia y ahora el Cártel Jalisco Nueva Generación, que lidera Nemesio Oseguera.

Por esa terminal llegan productos chinos para elaborar drogas sintéticas. Ahora la pelea a muerte es por el control del Fentanilo.

El gobierno federal está al tanto de la situación. Por eso lleva a cabo una limpia de las adunas con énfasis especial en Manzanillo donde, dijo López Obrador,  todo estaba muy podrido.

Tiene razón el mandatario. El control en las aduanas, para contener el  tráfico de drogas y armas, es clave para que tengan resultados los esfuerzos por construir la paz….Se destaca en “Pepe Grillo” de La Crónica.