QUE a oídos de Andrés Manuel López Obrador llegaron reportes de que Elba Esther Gordillo sigue denostando los cambios educativos impulsados en este sexenio, a los que en público y privado se refiere como “la reformita esa”, comentarios que no cayeron nada bien en Palacio Nacional. A la maestra le ganó la sangre caliente y en el entorno presidencial ya se dio una orden: “está sola”….Se observa en “Trascendió” de Milenio.