Pocos se enteraron que hace unos días, quedó en intento la desaparición de la Subdelegación de la Procuraduría Federal del Consumidor en Xalapa.

De haberse consumado, los xalapeños y los miles de consumidores a quienes da atención dicha oficina, habríamos quedado en estado de indefensión pues en caso de vernos afectados por algún proveedor, no habríamos tenido ‘de otra’ que ir hasta el puerto de Veracruz, lugar de ubicación de la Delegación, a presentar nuestra Queja, con la inversión de tiempo-dinero que ello implica.

Misma situación para quienes tuvieran algún procedimiento en trámite, pues ya sea como proveedor o consumidor, la necesidad de dar seguimiento al asunto para ambas partes implicaría el mismo proceso; así de encontrarse señalada la celebración de alguna audiencia de conciliación grave perjuicio se les causaría  a los involucrados al tener un cambio de circunstancias para atender su caso, y, sin previo aviso.

A reserva de conocer la exposición de motivos en la que fundamentaría el Gobierno Federal la decisión de echar abajo una de las instituciones que cuenta con mayores logros y trayectoria en materia de defensa de derechos económicos y sociales en México, sospecho que la eliminación de esta representación de la Procuraduría obedecería a: la austeridad republicana, con la que se nos ejecuta en aras de lograr ahorro en el gasto público.

En verdad, ¿ahorrar en defensa de los consumidores es una buena decisión?, precisamente ayer leía una declaración del economista Gonzalo Hernández Licona, fundador y secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), quien sostiene que tantos despidos “mal planeados” podrían afectar el desempeño de las instituciones.

Coincido con él, pues antes de “desmantelarlas” debe analizarse con sumo cuidado las funciones que realizan, las áreas estratégicas con las que estás cuentan, las acciones que diariamente llevan a cabo en beneficio de la ciudadanía, y respecto a sus funcionarios conservar a quienes cuentan con amplia experiencia en el manejo de los temas, vocación, preparación y profesionalismo, y por supuesto evaluar sus resultados.

Así, de acuerdo con la Ley Federal del Consumidor en su artículo 1º el objetivo de la misma es promover y proteger los derechos y cultura de consumidor y procurar la equidad, certeza y seguridad jurídica en las relaciones entre proveedores y consumidores, siendo principios básicos de las relaciones de consumo, la protección de la vida, la salud y seguridad del consumidor.

La información clara sobre los productos que compramos, el otorgamiento de información y de facilidades a los consumidores para la defensa de sus derechos. La protección contra la publicidad engañosa, y abusiva, métodos comerciales coercitivos y desleales, así como contra prácticas y cláusulas abusivas.

En fin, habrá que estar atentos, involucrarnos y dar seguimiento al tema, pues recuerde que así como #TodosSomosDeudores, de la misma forma todos somos consumidores, y debe interesarnos saber de qué manera se nos atenderá.

¡Pregunte 2281148502, es mejor tener dudas que deudas!

Visite  www.elbarzonrc.org Contacte elbarzonrc@nullyahoo.com.mx, O sígame en @terecarbajal