Luego de una larga espera, ayer fue aprobada en el Congreso del Estado de Veracruz la Ley Comunicación Social, algo que viene a romper paradigmas, pero que también le dará certeza al gremio periodístico.

El viejo modelo que implementaron gobiernos priistas y panistas en Veracruz, es cosa del ayer, ahora habrá un uso eficiente, racional y eficaz en el manejo de los recursos públicos.

Desde el inicio de su mandato el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, puso especial interés en esta iniciativa que fue avalada por los diputados locales, ya que él tiene clara la función social de los medios de comunicación y esto, también evitará el derroche.

Pero para sacarla adelante, tuvo que apoyarse en su amigo y compañero de batallas, el Presidente de la Junta de Coordinación Política de la LXV Legislatura, Juan Javier Gómez Cazarín, así como en los legisladores de «Morena», que están comprometidos con el gremio periodístico.

Y así fue, el diputado local Gómez Cazarín prometió la semana pasada que saldría a la brevedad dicha ley, siendo este jueves votada, aprobada en lo general y que habrá de respaldar la función de los medios de comunicación en Veracruz.

Una pregunta obligada: ¿cuándo otros gobernadores y titulares de la Jucopo se habían preocupado por los medios de comunicación y defendido con una ley como la que se acaba de aprobar? La respuesta es: ¡nunca! Sin embargo, «Morena» ha sacado la casta y lo ha realizado. Bien.