GOLPE POLÍTICO

 Xalapa, Ver., 15 de mayo del 2019.- Encabezados por el diputado local Sergio Hernández, los panistas recurren al show mediático para llamar la atención y atraer los reflectores, ante la pérdida del poder político en Veracruz.

Muestra de lo anterior es el haber acudido a la Fiscalía General del Estado a denunciar al Gobernador de Veracruz, por las “presuntas irregularidades “en la adquisición de patrullas por parte de la administración estatal.

No obstante, existe la duda si actúan de tal manera en defensa del sentir del pueblo veracruzano o solo por sus intereses, resaltando la interrogante: ¿por qué no denunciaron el fraude de las cámaras de videovigilancia, que tuvo una inversión de mil 100 millones de pesos, en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares? O acaso se hicieron de la “vista gorda” o que la “Virgen les hablaba”.

Solamente así se dejaría en claro que este tema no está politizado, pues existieron varias irregularidades y atropellos por parte del pasado gobierno yunista, que deben ser denunciadas.

De igual forma, Sergio Hernández, debió denunciar la adquisición irregular de medicinas durante el pasado gobierno, así como la autoasignación de plazas en la SEV y otras dependencias, de tal modo que el “piso este parejo”, exista congruencia en sus actos y prediquen con el ejemplo.

Además, el propio Sergio Hernández, debería se denunciad por los diputados del PAN y de todas las fracciones parlamentarias por tráfico de influencias por favorecer en el Congreso de la LXIV Legislatura a los medios de la mamá de Pepe Mancha, que en realidad se “presume” que son de Mancha Alarcón.

Sin olvidar que se dice que con recursos del Congreso se pagaron borracheras en la pasada Legislatura, porque se sentían amo y señor de la casa del pueblo (Palacio Legislativo). Ahí el llamado a los diputados de la LXV Legislatura para que hagan una revisión exhaustiva, y se aplique la ley.

Los legisladores del albiazul también deben de denunciar las obras inconclusas asignadas por el ex director de Inversión Pública, Rodrigo García Escalante en la era duartista, para que en realidad se haga justicia por el mal uso de los recursos del erario público.

No obstante parece ser que existe desesperación en el PAN, dan “patadas de ahogado”, porque al interior del partido hay una gran fractura y su fuerza política de la cual tanto presumen se ve mermado, todo por la ambición al poder de unos cuantos.

Es evidente que si en verdad quieren hacer justicia, deberían comenzar denunciando las irregularidades de la pasada administración que dejó todo un cochinero en Veracruz, y finalmente deberían de sumarse a las demandas contra Jorge Winckler Ortiz, fiscal general del Estado, que lo único que ha hecho es darle resultados al ex gobernador y los resultados a la justicia veracruzana han sido nulos.