¡Una porquería la feria!

Hasta hace unos años este evento era toda una tradición, era esperado con ganas, con avideces por visitarla.

De nueva cuenta al protagonista de “La Jaula de Las Locas”, le gana la ambición; el alcalde quiso medir a sus paisanos y le salió peor. ¡Lo batearon!

Tuvieron que bajar el costo de entrada o de plano la cerraban, nadie asistiría. El alcaldito, un tal Enrique Fernández Peredo, resultó ser un fiasco, una calamidad.

No sale de una cuando ya se metió, o lo metieron, en otra; sus íntimos aseguran que su  inclinación hormonal no le permite gobernar como debe ser.

Sus “sobrinos” lo enloquecen, lo pierden, y si a lo anterior le agregamos el acelere de otros dos o tres regidores de la misma línea, pobre Coatepec, a dónde va ir a dar.

Este Pueblo Mágico, no tiene futuro, padece serios problemas por todos lados, el rezago es su destino final.

El alcalde es desenfrenado, iracundo e imprudente, no muestra seriedad en sus acuerdos, su temperamento hormonal lo traiciona.

Las organizaciones sociales, los sectores coatepecanos, la gente de opinión,  no lo ven con buenos ojos, lo sobrellevan, saben, y han padecido, de su inestabilidad emocional.

La tradicional feria dejó de ser lo que era, en escasos dos años este extraviado hundió todo.

APOYEMOS ESTE FESTIVAL

 Bien vale la pena apuntalar, el Festival Guelaguetza de las Flores tiene como finalidad recaudar fondos para el pequeño Iker, un niño que desde hace varios años viene librando una lucha contra un  terrible mal.

Este infante está diagnosticado con leucemia linfoblástica por lo que necesita un trasplante de médula ósea, durante dos días, 26 y 27 de mayo, se habrá de llevar a cabo dicho evento en el teatro J. J. Herrera.

Son tres las presentaciones, el día sábado a las 8 de la noche y el domingo dos funciones, a las tres de la tarde y 8 de la noche. El costo del boleto de entrada es de 200 pesos.

¡Asista, bien vale la pena, es un evento con una gran causa!