GOLPE POLÍTICO

Xalapa, Ver., 14 de mayo del 2019.- Luego de quedar mal acostumbrado por gobiernos anteriores, el secretario general del Sindicato Unificador de los Trabajadores al Servicio del Estado y el Magisterio (SUTSEM), Ricardo Diz Herlindo, supuestamente acaba de romper relaciones con el Gobierno de Veracruz.

Pero como el señor es berrinchudo y ve que no atienden sus exigencias desbordadas, también pide eficiencia en la Secretaría de Educación (SEV), sin embargo, ya se conoce que Ricardo Diz así actúa, sólo que no se da cuenta que el PRI ya es historia y que el PAN solo estuvo dos años en el poder.

Seguramente don Ricardo Diz quisiera arreglar las cosas a golpes como es su costumbre, como aquella ocasión que golpeó con un bate a profesores disidentes que exigían democratización al interior del SUTSEM.

Puede ser que también añore que en la SEV le autoricen personal comisionado, como cuando Fidel y Duarte gobernaban en Veracruz, época en donde hasta los intendentes, empleadas domésticas de su casa, chóferes y jardineros cobraban en la Secretaría de Educación como profesores y empleados administrativos.

O quizá extrañe las promesas de su compadre del alma, Miguel Ángel Yunes Linares, que lo trató bien, luego de jugársela con él cuando buscaba la gubernatura, aunque ya en el cargo le dio una patada en el trasero, pues sólo lo mantuvo comisionado a él y varios militantes de su sindicato.

Pobres maestros que cotizan en el SUTSEM

Para quien no conozca a Diz Herlindo, probablemente crea sus mentiras, disparates y pucheros, no obstante, si alguien ha sido enemigo de los profesores en Veracruz, es precisamente don Ricardo Diz Herlindo, quien en complicidad con funcionarios priistas a la mayoría de docentes que caían en sus garras, no les daba la plaza, sólo les daba algunas horas y contrato por seis meses, para así el poder manejar los recursos a su antojo, incluso, quitándoles el nombramiento si le pedían la basificación.

Nadie podía refutar algo o demandarle cuentas de las cuotas sindicales, pues de inmediato era acosado y arrojado del mal llamado SUTSEM, incluso hubo veces que profesores con lágrimas le pedían la base pues no aguantaban estar cobrando como interinos y salarios de hambre, pero Ricardo Diz reía, se burlaba de ellos y les decía «es mi sindicato, y hago lo que se me pega la regalada gana, hazle como quieras”.

Cobra 75 mil pesos mensuales y nunca ha trabajado como maestro

El colmo es que contrario a lo que padecen los agremiados al sindicato que encabeza, Diz Herlindo, cobra y muy bien, pues desde 1993 recibe un pago de 75 mil pesos mensuales como profesor titular “C” de tiempo completo, aunque nunca ha dado clases frente a grupo, ya que se mantiene como comisionado.

Por si fuera poco se suma a dicho ingreso las cuotas sindicales que como secretario del SUTSEM maneja a su antojo para darse una vida de rey, sin preocuparse por cumplir con un horario de trabajo como un verdadero docente lo hace.

Denunciado por la COPIPEV

Vaya que el dirigente del Sindicato Unificador tiene cola que pisen, pues basta recordar que como integrante del Consejo Directivo del Instituto de Pensiones del Estado, fue denunciado por la Coalición de Pensionistas Independientes del Estado de Veracruz (COPIPEV) al responsabilizarlo del quebranto financiero del IPE.

Ropa cara, lujosos restaurantes y negocios gracias al magisterio

Pero qué va saber Ricardo Diz de una la verdadera lucha magisterial, cómo puede representar los intereses de los profesores que día a día en las aulas trabajan por la educación de los niños y jóvenes que son el futuro del país.

Él lo único que conoce es el derroche económico ya que con la enorme cantidad de dinero que gana sin rendir cuentas de las cuotas sindicales, se viste con ropa de marca, acude a lujosos restaurantes, en fin, una vida de excesos que sus representados ni soñando pueden darse. ¡Sí que es un cínico y vividor este pseudolíder sindical!

Esta historia continuará…