En Naolinco escasea el agua, menos en la empresa «purificadora» del Alcalde, ahí lo que sobra es vital líquido y recursos para sus trabajadores, claro, como el dinero es del Ayuntamiento, no le duele usarlo.