Parecía que los gobernadores le habían tomado la medida al ganso, luego de que los mandatarios de Guanajuato, Diego Sinhué; y de Jalisco, Enrique Alfaro, habían logrado revertir los abucheos durante los mítines del presidente Andrés Manuel López Obrador en esos estados. Incluso habían conseguido porras. Sin embargo, volvieron las rechiflas y ayer el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno (PRI), sintió el rigor de los simpatizantes del Ejecutivo quienes recriminaron su presencia durante la presentación de los programas sociales del Bienestar. A “Alito”, como le gusta que le llamen al aspirante a la dirigencia del PRI, se le vio adusto mientras hacía el recorrido junto con el Presidente. “A nosotros los gritos y los sombrerazos no nos asustan”, dijo el mandatario al tomar la palabra. Sinhué y Alfaro ¿no le querrán compartir la receta del aplauso a sus pares?…Se puede leer en “Bajo Reserva” de El Universal.