Desde el equipo de campaña del morenista, nos dicen, consideran que algunos liderazgos en Morena y la cúpula del PAN se quedaron con las ganas de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocara o anulara la candidatura de Miguel Barbosa al gobierno de Puebla. Desde temprana hora del viernes, nos comentan, algunos acelerados filtraron que por ahí venía el tiro de gracia y sembraron la confusión. En una votación dividida, nos recuerdan, los magistrados electorales se limitaron a dar un plazo de 48 horas para que el partido del Presidente fundamente el método de la elección, tarea que está en manos de la dirigente nacional Yeidckol Polenvski, quien dijo que el candidato sigue siendo Barbosa. En plena confrontación, argumentaron en el cuartel de don Miguel que Alejandro Armenta, senador que presentó la queja ante el tribunal, recibió un revés legal. Así andan en Morena… Publica «Bajo Reserva» de El Universal