Aunque a este periodo ordinario le restan escasos 18 días para finalizar, a los diputados y senadores poco les importó porque se autorizaron 11 días de vacaciones por Semana Santa. Ambas cámaras reanudarán sus sesiones plenarias hasta el próximo 23 de abril, esperando a que llegue el día 30 para cerrar el periodo ordinario. Se dice que la Cámara baja va por un extraordinario para debatir la Reforma Educativa, mientras que en el Senado se busca otro tanto para las leyes secundarias de la Guardia Nacional. ¿Será por eso que se dieron tantos días de asueto? Se lee en “Rozones” de La Razón de México