Resulta que el sedicente lidercillo magisterial, Daniel Hernández del Ángel, había lanzado la advertencia en días pasados que tomaría con miles de profesores las oficinas de la Secretaría de Educación de Veracruz, sin embargo, esta mañana apenas llegaron unos cincuenta, en su mayoría amigos y familiares del dirigente del MMPV.
Pero no crean que el «maestro» Daniel Hernández lucha por los derechos de los trabajadores de la educación, para nada, lo que está buscando son más beneficios para amigos y familiares que presuntamente trabajan para el magisterio, creyendo que todavía está en la SEV el ex oficial Mayor, Abel Cuevas Melo o Rogelio Franco Castán en Palacio de Gobierno.

Sin duda, don Daniel sólo da pena con su desgastado movimiento, pues aparte de que sus escasos agremiados lo han ido abandonando por prostituir tan noble lucha social, lo que deberían hacer es estar en las aulas dando clases en beneficio de la niñez veracruzana.

Además, lo que si provocó esta mañana fue el enojo de cientos de trabajadores de la educación y profesores provenientes de varios puntos de la entidad, que desean laborar o hacer un trámite, pero que gracias las ocurrencias, berrinches y ambiciones de Daniel Hernández del Ángel no pudieron realizar.