GOLPE POLÍTICO

Xalapa, Ver., 18 de marzo del 2019.- En el municipio de Tatahuicapan sigue funcionando una Policía Comunitaria con 180 personas armadas que ha sido respaldada por la población.

El alcalde Esteban Bautista Hernández, dijo que ello se dio en respuesta a los altos índices delictivos en esa zona, por lo que la Policía Comunitaria puso orden.

En entrevista, explicó que con ello se puso fin a 14 ventas de combustible robado, se acabó con los secuestros, el abigeato y otros delitos, con lo que, ahora la zona rural e indígena es muy tranquila, siendo el único pueblo de la sierra con una «extrema tranquilidad».

«Nació un grupo de Policía Comunitaria que puso orden 3 meses antes de que entrara yo. Ahorita es un pueblo muy tranquilo y con mucha paz. En Soteapan ha estado entrando el huachicol, en Mecayapan pues hubo explosión hace unos meses en una bodega clandestina y pues en Pajapan también están poniendo orden», dijo.

Esa Policía Comunitaria se creó desde octubre del 2018, por lo que el entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares envío a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública para hacerse cargo de la seguridad, lo que resultó insuficiente.