GOLPE POLÍTICO

Xalapa, Ver., 14 de marzo del 2019.-  Agremiados de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) tomaron las oficinas centrales de la Secretaría de Educación de Veracruz, para demandar el cese de atropellos que vienen cometiendo funcionarios de la dependencia en contra de los agremiados de las distintas zonas escolares.

Francisco Blanco Campos, secretario de Trabajos y Conflictos de Telesecundaria de la citada organización sindical, dio a conocer que luego de las pláticas sostenidas con los responsables de esta modalidad educativa, no se dio una respuesta satisfactoria, lo que motivó la toma de las oficinas desde temprana hora.

En entrevista, el representante sindical mencionó que las autoridades educativas quieren atropellar el derecho escalafonario de los sindicalizados, al pretender imponer a algunas personas por ciertas siglas sindicales, rompiendo con el ello el escalafón interno de cada una de las delegaciones sindicales que ya se tienen establecidas.

“Eso no lo vamos a permitir, porque este derecho está avalado por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y porque ha habido una serie de irregularidades en el procedimiento mencionado”, añadió.

Citó el caso de la instauración de procedimientos administrativos en contra de un supervisor escolar de esta modalidad educativa, por ser precisamente miembro de esta organización sindical y no permitir este atropello de los derechos escalafonarios de los docentes.

“Por eso estamos aquí en protesta y por varios problemas más que se presentan en los demás niveles educativos, por lo que estamos demandando a las autoridades educativas, encabezadas por Zenyazen Roberto Escobar García, la atención inmediata y resolución de los problemas planteados”, añadió el dirigente sindical.

Expresó que como representante de la modalidad de Telesecundarias conoce la problemática del nivel, que es precisamente el reclamo que se está haciendo y para los otros niveles existen los responsables de cada uno de ellos y serán los encargados de hacer los respectivos reclamos.

Finalmente, de no atenderse este problema, los manifestantes permanecerán con la toma de las oficinas el tiempo que fuere necesario, hasta ser escuchado e inclusive hacer el reacomodo respectivo del proceso escalafornario que está en vigor.