Lázaro Medina Barragán, el pasmado que tira la piedra y esconde la mano… La base por delante, y él escondido en su oficina.