En campaña, el ahora Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ofreció no perseguir a nadie por razones políticas y parece que ello aplicaría para las empresas que concentraron las ventas de fármacos en el país durante los últimos 6 años, toda vez que ayer descartó que su gobierno haya hecho o vaya a presentar denuncias por ello. Algunos piensan que es una amnistía. Mientras tanto, legisladores ya lanzaron un grito y pidieron investigar hasta las últimas consecuencias… Se lee en Rozones de La Razón.