GOLPE POLÍTICO

Xalapa, Ver., 05 de marzo del 2019.- Es urgente que el gobierno federal autorice el fondo compensatorio o de estabilización de precios del café por el orden de los mil 800 millones de pesos, para hacer frente a la drástica caída de los precios a nivel mundial que enfrentan los productores del aromático grano, pues de lo contrario la crisis en las regiones cafetaleras se agudizaría, con los problemas socioeconómicos que ello generaría.

Esto lo informó José Julio Espinoza Morales, presidente de la Unión Nacional de Productores de Café-CNC, quien dijo que si no se hace nada al respecto, “vamos a retroceder en mucho de lo que se ha avanzado en el sector café y se corre mucho el riesgo de que aquellos que habían recuperado la plantación, que ya entró en producción, ya no tengan que invertirle en este año y se vuelva a quedar un cafetal desatendido, lo cual es muy grave”.

En entrevista, el dirigente nacional cafetalero insistió en que el tema de los precios bajos es muy preocupante, al estacionarse en menos de 100 dólares las 100 libras de café pergamino y de no tomarse las medidas correspondientes, sus consecuencias se verían en la migración de familias enteras, en el tema ambiental o se abandonaría este cultivo para irse a otra rama de la producción.

Por tal motivo, indicó que la crisis se agudizaría, al no haber recursos para el sostenimiento de este sistema producto, de ahí la insistencia ante las autoridades hacendarias para que autoricen ese fondo compensatorio y se logre estabilizar un poco los precios que rigen en el mercado mundial del café.

Por otro lado, dio a conocer que el pasado 28 de febrero se publicaron las reglas de operación y los lineamientos generales para el programa denominado Componente Bienestar para Pequeños Productores de Café.

“Es prácticamente para continuar con el tema de la renovación de cafetales y seguir dotando de insumos a productores para la nutrición de las plantas e insumos que nos darán para seguir conteniendo el problema de la roya, igual que otros años”, añadió el dirigente nacional cafetalero.

Además, dijo, trae componentes como de capacitación, asesoría técnica, en donde se contratan a una buena cantidad de técnicos que ayudan a los productores para hacer alguna innovación en sus cafetales, pero lo importante es que se pudo salvar este programa en este año, igual que se pudo operar con organizaciones que han estado participando.

“A mí me parece que es igual que los años pasados y se tienen que cumplir con los requisitos, principalmente en el tema de demostrar que se es productor, que se está trabajando en una finca o una parcela y eso el productor lo puede cumplir (los requisitos)” subrayó.

¿El gobierno federal había señalado que los apoyos ya no se les darían a las organizaciones, sino que éstos se entregarían directamente a los productores? Se le preguntó.

Yo creo que se ha malinterpretado el tema, porque para recibir los recurso, las organizaciones que han participado en el café, primero parten de una base productora que está integrada en una figura moral, con la que tiene una gran responsabilidad y ha sido el canal de gestión, finalmente, el recurso tramitado llega directamente a los productores, integrantes de esa figura moral, respondió.

“Quizás haya otros temas que en el pasado se les haya dado de manera discrecional a algunas organizaciones sociales en otros programas, pero en el tema del café hemos propuesto que estamos a prueba de que podemos hacer bien las cosas, como lo pide la actual administración, como lo pide el presidente de la república y estamos ahí en esa disposición, ponemos en la mesa la disposición y el tema de que se fiscalice bien la entrega de recursos por medio de las organizaciones de este programa”, concluyó.