QUE en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación hubo las clásicas “una buena y una mala”.

La buena es que el magistrado presidente, Felipe Fuentes Barrera, se animó a decir en público que por los asuntos que resuelven, los jueces reciben “presiones de partidos políticos, de gobiernos y de poderes fácticos, lo que es parte de la realidad”. La mala es que no dio un solo nombre…. Se observa en Trascendió de Milenio.