El dolor sigue lacerando el corazón de sus familiares, pero esto es lo más cercano a la justicia que han encontrado en el último lustro. El Gobierno de México se disculpó públicamente con los familiares de cinco jóvenes asesinados en 2016, en Veracruz, tras ser secuestrados por agentes de Policía para luego entregarlos a presuntos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación. El gobernador Cuitláhuac García reconoció la responsabilidad del gobierno y aseguró que el caso ayudará a resolver otros similares. “Les ofrezco una disculpa pública por el sufrimiento que vivieron sus hijos y por la impunidad a la que se enfrentaron”. Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Segob, impulsará una investigación del caso. ¿Y dónde están los responsables?… Se detalla en Frentes Políticos de Excelsior.