El pueblo veracruzano se ha cansado, ya no soporta tanta ineptitud, indiferencia e insensibilidad de las policías (municipales, estatales y federales) y sus gobernantes, en consecuencia la justicia por propia mano en contra de delincuentes por parte del pueblo, ya inició. En Soledad Atzompa, Xalapa y Atzalan han ocurrido casos en los últimos días que prueban esto.