QUE el gran ausente en la conmemoración de los 150 años de vida institucional de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo fue el presidente del Patronato, Gerardo Sosa Castelán, quien no acudió al máximo festejo universitario en el que el rector, Adolfo Pontigo Loyola, despotricó contra la información de la investigación por lavado de dinero y aseguró que irán sobre quienes difundieron una noticia, según él, “sin sustento”.

Al cumpleaños de la UAEH solo fue el hermano de Gerardo, Damián Sosa, quien se mostró cabizbajo y no dio declaraciones; tampoco acudieron el gobernador, Omar Fayad, ni ningún representante del gobierno federal o la Anuies, y solo llegó el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local, Ricardo Baptista… Se observa en Trascendió de Milenio.