GOLPE POLÍTICO

XALAPA., 10 de febrero de 2019.- Después del 1 de julio del 2018 se sabía que lo que seguía era terminar con el yunismo, bienio y etapa negra en Veracruz que prometió más de lo que de lo que le pudo dar al pueblo veracruzano.

En la actualidad el juicio político que se le pretende hacer a Winckler por la mayoría de MORENA en la LXV Legislatura puede no culminarse y todo por personajes que como en los tiempos de Fidel Herrera y Duarte quieren un buen cañonazo de dinero por votar a favor.

Es decir, quieren que el actual gobernador Cuitláhuac García les mande sus chocolatitos como comentaba en aquella llamada telefónica la ex presidenta de la LXIII Legislatura Octavia Ortega para convencer a los diputados de votar a favor.

Esos chocolatitos en aquella llamada era el equivalente a un millón de pesos por ejemplo 10 chocolatitos era igual a 10 millones.

Cuitláhuac y AMLO saben que el tiempo de los moches se acabó y por ninguna manera no cederán a los chantajes de diputados que solo quieren su propio beneficio como aquellos que están en la corriente del delegado federal, Manuel Huerta, qué de igual forma se portan con Cuitláhuac como si fueran oposición siendo de MORENA.

El tema del Fiscal General del Estado (Jorge Winckler) es un tema que hará empezar caliente la semana porque como bien sabemos sigue activo el receso anunciado desde el pasado jueves 7 de febrero en última sesión extraordinaria del Congreso del Estado.

Por su parte 19 corruptos diputados han manifestado su apoyo a Jorge Winckler y entre ellos están diputados que votaban con MORENA como: Gonzalo Guízar Valladares, Erick Iván Aguilar, Florencia Martínez, Nora Lagunes, Enrique Cambranis, Juan Carlos Molina, Ivonne Trujillo, entre otros más.

Es el momento de Veracruz por lo tanto sería muy bien que estos diputados reflexionaran su voto para que en Veracruz por fin podamos tener una buena impartición de justicia, porque como bien sabemos con Jorge Winckler aún al frente de la fiscalía esto es imposible pues obedece las órdenes del ex gobernador Miguel Angel Yunes Linares.