¡Fuera, fuera, fuera! Que se vaya el presidente municipal de Coatzacoalcos, es el clamor de los habitantes de esa ciudad. ¿Por qué? Simple: por inepto, holgazán, insensible y pillo.