A quienes febrero los agarró desprevenidos y sin tiempo para responder fue a las autoridades de la UAM, quienes creyeron que la amenaza del sindicato de irse a huelga no se cumpliría. Integrantes del gremio nos aseguran que, a pesar de que estaba en el ánimo de la mayoría de trabajadores de no llegar a la huelga, un motivo importante los alentó a colgar las banderas rojinegras: los altos salarios de las autoridades. Nos detallan que a diferencia del rector de la UNAM y del director general del IPN, quienes se bajaron el sueldo para seguir con la política de austeridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el rector general de la UAM, Eduardo Abel Peñalosa Castro, mantiene su salario en nada menos que 129 mil 476.66 pesos; es decir, gana más que el titular del Ejecutivo federal. En diciembre pasado, el rector afirmó a EL UNIVERSAL que estaba analizando reducir su salario, sin embargo, dos meses después éste sigue en el mismo monto… Se lee en “Bajo Reserva” de El Universal.