hablando del Presidente, pues que desesperado porque no lo dejaban hablar, regañó a sus seguidores. Y es que, ayer, durante su visita a Minatitlán, Veracruz, Andrés Manuel López Obrador fue interrumpido en múltiples ocasiones por sus simpatizantes, quienes le reclamaban a gritos los apoyos, al punto en que el mandatario de plano les pidió que se callaran para que lo escucharan, pues dijo, “necesitan estar informados”. ¡A ver quién se cansa primero! Se lee en “Rozones” de La Razón de México