*El problema se volvió personal y los que apoyan a la maestra Norma Ochoa, les piden que lleven a sus hijos a otra escuela

GOLPE POLÍTICO

Xalapa, Ver., 23 de enero del 2019.- Un grupo de cuatro padres de familia, cuyos hijos estudian en la Escuela Primara Enrique González LLorca de esta capital, bloquearon el acceso principal de las oficinas centrales de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) para exigir la intervención de las autoridades educativas, en un conflicto que ya es personal, con la directora de dicho plantel Norma Ochoa, para demandar su destitución.

Otro grupo, la gran mayoría de los padres de familia del centro educativo mencionado, manifestaron su total apoyo a la directora, por lo que recabaron firmas para hacerlos llegar al titular de la SEV, Zenyazen Roberto Escobar García, y manifestar su total rechazo a la pretensión de ese grupo minoritario, que sólo están provocando conflictos al interior de la escuela.

Y es que el problema se viene enfrentando desde el inicio del presente ciclo escolar, en la cual el área jurídica de la SEV ya emitió una resolución a favor de la mentora, lo cual no fue satisfactorio para los padres de familia inconformes, que insisten en que sea removida la directora de su cargo, sin existir fundamento legal alguno para llevar a cabo esa acción.

El pasado martes este grupo minoritario impidió la entrada al personal docente y administrativo, así como a los alumnos para recibir su instrucción diaria, para insistir en su pretensión, lo cual fue rechazado por los demás padres de familia y el miércoles, determinaron desalojarlos para que los menores no perdieron más días de clases.

A decir de la mayoría de los paterfamilias, el conflicto ya se volvió personal entre los padres de familia y la directora, de la que dijeron, desde su llegada al plantel se han visto muchas mejoras, tanto en el aspecto académico como en la infraestructura escolar, por lo que le brindan su apoyo incondicional para que siga al frente de dicha escuela.

“No podemos estar sujetos al capricho de tan solo cuatro padres de familia (que por cierto han tomado las instalaciones educativas en tres ocasiones), afectando con ello las clases de los alumnos”, indicaron.

La molestia del resto de los padres de familia es patente y lo demostraron el miércoles al abrir ellos mismos las puertas de la escuela y desalojar a los que lo mantenían tomado, recriminándoles su proceder, y exhortándolos a que si no están a gusto el que sus hijos estén en esta escuela, que se los lleven a otro lado.

“Si estos 4 padres de familia no quieren a la directora que cambien de escuela a sus hijos porque no vamos a estar aguantando otro día más, que nuestros hijos no tengan clases por el capricho de tan sólo estos 4 padres de familia”, advirtieron por último.

Mientras eso sucede, este pequeño grupo de padres de familia impidió el acceso a los empleados de la SEV, así como a los usuarios para realizar sus trámites en las diferentes áreas de la misma dependencia, y pacientemente esperaban a que las autoridades respectivas, resolvieran el problema.