El invicto del América sigue vivo, las Chivas cortaron una mala racha ante Cruz Azul y Lobos BUAP confirmó su paternidad con el Veracruz; eso y muchos datos más dejó la segunda jornada del C2019.
MEDIO TIEMPO

No solo se mantuvo el invicto azulcrema, sino que Lobos confirmó una paternidad contra su rival por el no descenso. Esas y varias más fueron las rachas que hicieron de la Jornada 2 del Clausura 2019 una fecha llena de hegemonías.

En su debut, El Campeón América, además de alargar su racha a 18 partidos sin perder, tomando en cuenta el torneo pasado y la Liguilla, logró su cuarto triunfo consecutivo enfrentando al Atlas.

Además los Zorros volvieron a ser un agasajo para Guido Rodríguez, quien le había anotado dos goles en el juego anterior a los rojinegros y ahora volvió a tener una gran actuación al acertar 30 pases y solo fallar uno, recuperando 11 balones y 9 rechaces.

Por su parte, Lobos BUAP logró su cuarto triunfo consecutivo sobre Veracruz, en el mismo número de encuentros ante los Tiburones Rojos en Primera División; además, el club jarocho llegó a 12 partidos sin ganar.

Con el empate a dos goles ante León, Rayados llegó a diez juegos sin perder ante los Panzas Verdes, mientras que los esmeraldas hilaron su sexto partido sin ganar con Nacho Ambriz como técnico.

La goleada como visitante 0-3 de Tigres a Xolos significó el octavo triunfo consecutivo de los felinos sobre los caninos, todos ellos con la valla invicta. Además, el francés André-Pierre Gignac les marcó por tercer juego consecutivo, siendo los de la frontera uno de sus clientes preferidos.

Toluca y Puebla llegaron a seis juegos sin empatar luego de la victoria de los choriceros. Además, los escarlatas nivelaron la balanza porque el historial es de tres triunfos para ellos y tres para la Franja.

En la victoria de Santos sobre Morelia en el último juego de la jornada, el goleador Julio Furch anotó y por tercer juego consecutivo ante los purépechas participó en un gol, porque en los pasados dos juegos puso una asistencia y también marcó.

Por otra parte, también se quebraron dos rachas importantes, porque Necaxa pudo derrotar a Pumas después de 11 años, toda vez que la más reciente había sido en el Clausura 2008, en tanto que Cruz Azul cortó una seguidilla de 4 encuentros sin caer ante Chivas.