La Sala Superior del TEPJF dio un plazo de cinco días a la dirigencia del PRD para que resuelva de fondo la denuncia en contra del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, quien en la pasada campaña electoral ofreció su apoyo al entonces candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade. Sin discusión y por unanimidad, los magistrados emplazaron al Partido de la Revolución Democrática a resolver este tema derivado de la queja del militante perredista, Luis Manuel Arias Pallares. “Resolver el fondo”, es decir, si hay o no motivo para la expulsión del partido al gobernador. Todo le sale mal al mandatario michoacano. Ni hablar…. Se lee en “Frentes Políticos” de Excelsior.