Tal parece que el Gobierno federal va con todo en el plan contra el robo de combustibles. Y es que ayer, la Secretaría de Hacienda ya interpuso la primera denuncia contra un funcionario por la comercialización del combustible. Y aunque no se reveló el nombre ni el rango del acusado, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la dependencia, Santiago Nieto, dio a conocer que la denuncia se presentó ante la PGR por lavado de dinero de 80 millones de pesos y solicitó el bloqueo de cuentas. Pues sí que van rapidito, ya que hay que recuperar el dinero perdido. No, pues que ya nos digan de quién se trata.

Publica «Rozones» de La Razón de México