Excelsior.com

CIUDAD DE MÉXICO

Para Rodolfo Olimpo Hernández Bojórquez, presidente del Consejo Estatal del Migrante en Baja California, unos tres mil centroamericanos que llegaron a Tijuana en la llamada caravana migrante, se han dispersado y han buscado cruzar a los Estados Unidos con ayuda de polleros, o incluso, han regresado a sus países de origen, solos o con apoyo de los organismos institucionales.

Está sucediendo la misma lógica que ocurre con caravanas que llegan a la frontera. Se percatan de lo difícil que es cruzar a los Estados Unidos y esto provoca que haya una dispersión o movilización interna entre migrantes, donde al llegar a Tijuana pueden decidir trasladarse a otros estados.

No solo es una movilidad en el estado, sino hacia otros estados. Muchos intentan de forma independiente cruzar ilegalmente a EU, contratar polleros”, expuso Hernández Bojórquez en entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio.

Agregó que permanentemente hay un flujo constante de migrantes en Sonora, Sinaloa y Baja California que intentan cruzar la frontera a través de ‘la bestia’; además del grupo de migrantes que, ante la escasez de recursos, muchos deciden emplearse temporalmente en San Quintín o en la colonia Vicente Guerrero, zona de exportación de legumbres.

Aquí también ha habido gente que ha decidido regresar a sus países. Ahora viene una segunda etapa, al percatarse que es difícil ser admitidos, se inicia el fenómeno de migración interna”, concluyó Hernández Bojórquez, quien lamentó el ‘dramatismo y la tristeza’ que viven los migrantes centroamericanos.