* En su comunicado embarra a López Obrador y Cuitláhuac García

* Afirma sin presentar pruebas que campaña en su contra está financiada

Golpe Político 

Xalapa, Ver., 24 de noviembre de 2018.- Vaya que le hace falta humildad a doña Ana Miriam Ferráez Centeno, lejos de adoptar una actitud mesurada, responsable y seria por sus desatinos, absurdos y ocurrencias, busca justificarse y sigue exhibiendo a “Morena”.

Lo único que está demostrando es que tiene actitudes de ser una niña caprichosa, que ya se creyó que ganó en las urnas la curul por su “carisma” y que tiene tablas políticas para ser alcaldesa de la capital veracruzana, situación que se antoja harto difícil.

Ojalá recapacite, admitir errores no es de fracasados o tontos, al contrario, aceptar una falla es buena señal y permite seguir creciendo en un mundo lleno de culebras y escorpiones como lo es la política.

Y es que lejos de dejarse ayudar, luego de quedar evidenciada a nivel nacional por su escasa oratoria y falta de conocimiento de historia del México contemporáneo, la dama emitió un comunicado en donde embarra al gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez y al próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Foto: Archivo

Anita sólo se justifica, vive en un mundo color de rosa, ella siente que el Congreso de Veracruz es un club a donde puede ir a matar el tiempo y estar como la nena fresita del salón levantando la mano y pidiendo participar en las sesiones sin estar preparada y sin conocimiento de lo que se aborda.

Incluso, es tanta su soberbia que afirma –sin tener pruebas- que la campaña en su contra está financiada por los enemigos de la democracia y que es violencia de género en su contra, es más, cataloga como perros a quienes ponen al descubierto su estulticia y enfermizo protagonismo. Ni hablar.

A continuación el comunicado: 

“Respecto a los hechos registrados en la sesión de la LXV Legislatura del pasado jueves 22 de noviembre, me dirijo a ustedes de forma respetuosa para hacer las siguientes precisiones:

Los diputados de la bancada de Morena nos hemos conducido con respeto durante los días que llevamos en funciones, con la única finalidad de trabajar a favor de los veracruzanos en materia legislativa.

Es lamentable que a una semana de que tome protesta nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador y nuestro gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, se haya emprendido una campaña de desprestigio en contra de una servidora.

Esta ofensiva, que no lastima a Ana Miriam Ferráez, sino que ofende a las mujeres cuya lucha cotidiana se ve reflejada en esta paridad legislativa, porque habemos 25 mujeres representando a nuestro sector en esta LXV Legislatura, la recibimos -de una mujer que debiera ser solidaria con el gremio- para cambiar las cosas.

Aún así, aquí estamos para ponerle el pecho a las balas que buscan debilitar a nuestro presidente electo.

No dudamos que este golpeteo esté financiado desde el exterior, por los enemigos de la democracia que no digieren que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador haya generado un bono de esperanza con más de 30 millones de votos y nuestro próximo gobernador con más de un millón 600 mil votos.

Foto: Archivo

Que quede claro que los morenistas no utilizaremos la máxima tribuna del estado para caer en las trampas mediáticas de los panistas que traen línea directa para desestabilizar al próximo gobierno federal y estatal.

Lamento que una servidora sea usada como instrumento de maldad, para atacar a nuestro presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, por quienes fueron derrotados por su soberbia, quienes no tuvieron humildad para escuchar al pueblo y que hoy no digieren el desprecio de la sociedad, por eso financian desde la oscuridad estas campañas de lodo.

En el Congreso del Estado hay temas más importantes en este momento como la rendición de cuentas de los actuales secretarios y del propio gobernador, quien estará presente en el Congreso el próximo 29 de noviembre y que estaremos listos para cuestionarlo.

En estos momentos hay temas más urgentes como sacar adelante en el Congreso, como el juicio político en contra del fiscal Jorge Winkler Ortiz, quien tanto ha lastimado a las familias que pertenecen a los colectivos de búsqueda y quien se ha prestado a crear historias falsas con chivos expiatorios para limpiar la imagen de su jefe político.

El tema del nombramiento de los 12 magistrados, que también se ha intentado politizar por el gobierno actual y por supuesto la toma de protesta de nuestro próximo gobernador el primer minuto del 1 de diciembre.

Los morenistas no nos prestaremos a este tipo de golpes bajos porque Veracruz ya cambió, porque somos un gobierno de transición, somos la cuarta transformación y este tipo de ataques deben quedar en la historia, sepultados a partir del 30 de noviembre.

Veracruz quiere vivir en paz; esta política de odio, de revanchismos, de persecución motivada por intereses personalísimos, ya terminó.

Que los emisarios de un pasado retrógrado, soberbio y agresivo, amarren a sus perros. Ya perdieron. Ganó Veracruz.

Atentamente: Ana Miriam Ferráez Centeno, Diputada Local.