Excelsior.com

NOGALES

Vecinos del muro fronterizo que divide a las ciudades homónimas de Nogales en Sonora y Arizona, reportan el avistamiento de soldados del Ejército de Estados Unidos realizando labores para reforzar la seguridad en la línea Internacional, principalmente en la Garita Dennis DeConcini.

A través de redes sociales, los habitantes en ambos lados de la frontera afirman que desde la tarde del martes los militares comenzaron a descargar materiales y con el apoyo de grúas, pusieron alambre de púas sobre la valla metálica entre el cruce de vehículos y el paso peatonal de Morley.

El sheriff Antonio Estrada, del Condado de Santa Cruz en Arizona, confirmó que un teniente de la Policía Militar de Estados Unidos, le informó del arribo de dos compañías o batallones del ejército norteamericano a la frontera con Sonora.

Me dijo que llegarán dos contingentes con 40 vehículos, nada más para proteger la infraestructura, que no haya daños a los edificios ni nada parecido, para prestar protección, pero que no puede haber confrontamientos o contactos, eso no es lo que van hacer”, aseguró.

A través de redes sociales, los habitantes en ambos lados de la frontera afirman que desde la tarde del martes los militares comenzaron a descargar materiales y con el apoyo de grúas, pusieron alambre de púas sobre la valla metálica entre el cruce de vehículos y el paso peatonal de Morley. Foto: Daniel Sánchez Dórame/ Corresponsal

 

El sheriff de Santa Cruz reconoció que los militares estarán armados con la finalidad de evitar que existan daños en la infraestructura, ante la posibilidad que un contingente de la Caravana de Migrantes que atraviesa México, busque llegar hacia Estados Unidos por Sonora.

Durante los trabajos para reforzar el muro, el paso legal a través de la frontera nunca se vio interrumpido e incluso quienes cruzaron a pie, caminaban junto a los soldados mientras realizaban las labores.

Un ciudadano estadounidense que vio la llagada del contingente externó a través de las redes sociales que este tipo de actitudes de la administración del presidente Donald Trump, lo hacían sentirse avergonzado.

Estoy enfermo del estómago. El ejército está aquí en la frontera, a pocos pasos de nuestra tienda en Nogales, Arizona. El objetivo es crear miedo, la gente de Nogales en México y Estados Unidos siempre hemos sido uno mismo, eso nunca debe cambiar”, suscribió.

En las próximas horas los soldados del ejército estadounidense podrían realizar algunos simulacros para ajustar sus protocolos de actuación en caso que un contingente de la caravana de migrantes que proviene principalmente de Honduras, llegue a Nogales.