GOLPE POLÍTICO

Manuela V. Carmona

Río Blanco, Ver., 10 de octubre del 2018.- Habitantes de las colonias: Modelo, Ricardo Flores Magón, Las Palmas, Reforma, Benito Juárez, entre otras del municipio de Río Blanco, se manifestaron sobre el Boulevard 7 de Enero en una marcha en contra del servicio deficiente que otorga la oficina operadora de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), así como por sus excesivos cobros mensuales.

Los manifestantes exigen la intervención de las autoridades locales y estatales para que éste servicio sea municipalizado y tengan mejores tarifas pues en el municipio de Orizaba una vivienda paga alrededor de 250 pesos de manera anual, mientras que un usuario  del municipio de Río Blanco paga 169 pesos de manera mensual, lo que consideran un abuso para la ciudadanía debido a que el servicio que reciben es deficiente.

GOLPE POLÍTICO

De igual manera los más de 2 cenares de personas que marcharon portaban cartulinas con leyendas como: “Fuera CAEV”; “Tenemos un pésimo servicio, pura agua puerca nos llega a nuestras casas”; “Fuera José Luis Monterd por ratero y prepotente”; “Exigimos la municipalizacion del Servicio del agua”; “Las redes y tuberías son obsoletas”; “Exigimos que la CAEV salga de Río Blanco”; “Ya no queremos pagar 1 mil 500 pesos anuales, en Orizaba se pagan 270 pesos de manera anual”.

GOLPE POLÍTICO

Recorriendo la calle principal, desde los límites con el municipio de Orizaba, los inconformes llegaron hasta el centro de la cuidad para plantarse en las oficinas de la CAEV de Río Blanco, para exigir también la destitución del actual al jefe de la CAEV, José Luis Monterd a quien acusaron de cometer abusos en contra de los usuarios.
De igual manera solicitaron la del alcalde David Velásquez Ruano, para que en coordinación con el Gobierno del Estado, se realicen los trámites necesarios y este servicio sea municipalizado y tengan mejores tarifas, debido a que un usuario paga mil 500 pesos de manera anual, siendo el municipio que más paga por este servicio en la región.

golpe político