Excelsior.com

CIUDAD DE MÉXICO

Aunque los policías tienen usualmente mala fama, hay algunos que cumplen con tal valentía su trabajo que es admirable.

Tal es el caso de Richard Edge, un agente de policía de Derbyshire, Inglaterra, que fue galardonado este 11 de septiembre por la detención de un delincuente en agosto del 2017.

De acuerdo con información de medios británicos; el hombre acudió a un hostal para personas en libertad condicional luego de que se le informara que un sujeto ‘había perdido los estribos’.

Al llegar, su cámara corporal grabó la detención de Martin McDermott. 

El agresor había acuchillado minutos antes a Leslie Salmon, un británico de 44 años y se encontraba con las manos cubiertas de sangre.

Durante la detención, Edge apuntó con su pistola eléctrica al delincuente, quien sin más por hacer, levantó las manos y se rindió.

La Policía de Derbyshire describió el homicidio como una de sus investigaciones “más horripilantes”, debido a que el único motivo que McDermott tenía para asesinar a Salmon era desfilar con su cabeza ensartada en el palo de una escoba. 

Según el informe, cuando le revelaron al agresor que la víctima había fallecido por las heridas inflingidas, el homicida mostró una expresión de ‘deleite’ y comentó que se sentía orgulloso.

El pasado 12 de febrero, Martin McDermott fue condenado a cadena perpetua y pasará en la cárcel al menos 25 años. Antes de cometer este delito, ya había estado 16 años encarcelado por apuñalar a una mujer y tomar dos rehenes.

El video fue recientemente publicado en redes. Si no lo has visto, aquí te lo dejamos: