Raúl Jiménez, Jesús “Tecatito” Corona e Hirving “Chuky” Lozano son los que destacan concretamente en el futbol europeo, los demás tienen distintos problemas de juego, y, para  algunos, sus ligas no han comenzado, por lo que tampoco se puede opinar.

El novato en el Wolverhampton y la Premier League había fallado una oportunidad ante el Everton, frente a Jordan Pickford, portero de la selección inglesa, pero le llegó un centro perfecto para su movimiento hacia la portería, y en esta ocasión no erró, por lo que metió su primera anotación en la liga más competitiva del planeta, en un club que llegó a los seis años sin regresar al máximo circuito británico y ante un equipo de gran tradición en su país.

El salido de Coapa podrá adaptarse de mejor manera en esta nueva aventura. El idioma no importa cuando se juega al futbol, no obstante que su técnico es ni más ni menos que Nuno Spiritu Santo, quien lo tuvo en contra cuando era técnico del Porto y tendría la confianza en mexicano. No obstante no se debe confiar, puesto que esta liga es de las que más juego aéreo tiene y los defensas más férreos del orbe.

Jesús Corona, el que “egresó” de los Rayados de Monterrey, debe dar el salto de calidad que necesita para verse en playeras de mayor fuerza a nivel europeo. Todo da a entender que gozar de la buena mano del entrenador, tener de compañero y capitán a Héctor Herrera, y no verse exigido para llevarse al equipo en la espalda lo establece en una zona de confort en la que está estancado.

Su habilidad, cuando quiere, es de otro liga. El golpeo de balón es privilegiado y la velocidad con la que conduce la pelota es de admirarse; no obstante, le falta el centavo para el peso. Le falta la jugada grande en el momento de presión. Necesita aparecer más en el cuadro titular y no de regalo, sino porque se vuelva tan irremplazable que el futbol total pase más por sus pies que los de Brahimi, quien pesa más en el club portista que el mexicano.

El Chuky va por una temporada de afianzamiento. Esta temporada puede ser su segunda y última en el circuito holandés si se comporta como debe y deja las indisciplinas a un lado. Metió un gol que parece fácil. Sí, lo es para quienes tienen la técnica para pegarle de esa forma: una raya pegada al palo del portero que gracias a su primera atajada no quedó bien colocado, regaló el espacio aprovechado por el emergido de los Tuzos del Pachuca.

Con una racha goleadora como la del año pasado en su primer semestre y los partidos que le faltaron por sanciones, es muy probable que Lozano acabe como granjero este año. Los equipos lo verán, y si bien este verano tuvo ofertas, nada se concretó, este diciembre se iría a otra liga de mayor importancia.

El caso de Guillermo Ochoa es lamentable. El jugador estuvo todo el tiempo en boca de los medios MEXICANOS para integrar al Napoli, quienes buscaron porteros, y nunca se concretó su llegada por lo que, más grave aún, están a horas de contratar a David Ospina. Si bien es cierto que el presidente del club napolitano señaló que buscaron a Ochoa, su pase extracomunitario le obstaculizó totalmente su salida de Bélgica. Y la pregunta es, ¿no lleva mucho tiempo en Europa como para haber conseguido un pase como comunitario? Son muchas las dudas de las que su agente seguro tiene las respuestas, pero nadie acepta la culpabilidad de que uno de los mejores porteros del Mundial 2014 y 2018 no esté en un club de primera línea.

Los demás, salvo el capitán del Porto Herrera, aún no vale la pena comentar de ellos.

Botepronto: Lo de Fidel Kuri Grajales es insostenible. Inmiscuido en varios escándalos, solo provoca que Tiburones Rojos tenga espacios en programas deportivos por su pésimo comportamiento y no por sus resultados deportivos, que tampoco son para presumir.

Préndela así, de volea.

 

@ASerOro