GOLPE POLÍTICO

Río Blanco, Ver, 27 de febrero del 2018.- Durante el enfrentamiento entre miembros de una célula delictiva y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, quedó abatido Ismael Pérez Aguilar, alias “El May”, vecino de Potrerillo, quien es señalado de ser el jefe de plaza de una organización delictiva del crimen organizado.

El sujeto fue abatido cuando se enfrentó contra los efectivos policíacos; era señalado de ser responsable de secuestros, “levantones” y hasta asesinatos, en el corredor que comprende Potrerillo, Ixtac a Ciudad Mendoza.

Junto al “May”, fue abatido uno de sus sicarios, quien quedó en la azotea de una humilde vivienda. Así también, detuvieron a una mujer de nombre Viridiana sin conocer sus apellidos.

Los hechos se registraron en calle Francisco I. Madero y la privada 4 de calle Francisco I. Madero en la vivienda marcada con el número 22 de la colonia Cuauhtémoc.

En el lugar se aseguraron armas; una corta y una larga, así como un vehículo SEAT, Ibiza color gris placas HBP 4955 particulares del estado de Hidalgo.

Padres de familia de las escuelas aledañas a la zona del enfrentamiento vivieron momentos de angustia al no conocer el estado de salud de sus hijos, aunque se conoció que la escuela primaria Cuauhtémoc fue evacuada y un jardín de niños.

Los tutores acudieron alarmados al Jardín de Niños “Felipe Ángeles” y escuela primaria “Cuauhtémoc”, donde profesores evacuaron a los niños, al ubicarse a escasos cuarenta metros de la zona de riesgo.

Desde el inicio del enfrentamiento, 55 niños del jardín de niños y 120 de la escuela primaria se arrojaron al suelo, de acuerdo con los protocolos de seguridad que se rigen en este tipo de situaciones y que coordinaron los profesores en turno.

Asimismo, tiendas de autoservicio y almacenes como Coppel y Aurrera cerraron sus puertas al escucharse las detonaciones provenientes de la calle “Francisco I. Madero”.

Todo comercio cerró y los transeúntes se retiraron a toda velocidad, en tanto vecinos veían alarmados como arribaban los elementos de seguridad y auxiliaban en el enfrentamiento a otros policías.

Como medida de apoyo, se solicitó la presencia de la Policía Militar, Seguridad Pública, Policía Municipal de Orizaba y Río Blanco así como de la Policía Federal y Ministerial.

Según versiones, la persecución y balacera ocurrió en camino nacional a la altura de la Bimbo, y culminó en calles de la colonia Cuauhtémoc.