DESCANSEN EN PAZ LOS POBRES ARTESANOS QUE FUERON EJECUTADOS CON MUCHA CRUELDAD EN CHILAPA, GUERRERO, CUYO ÚNICO PECADO FUE IR A TRABAJAR ANTE LA FALTA DE EMPLEO EN VERACRUZ. ¡OJALÁ ESTE BRUTAL CRIMEN NO QUEDE IMPUNE!