Me llamo Rafael Cruz Tronco alias “El Negro”, me enriquecí gracias a Fidel Herrera ya que según le salvé la vida de niño, hice mi “vacota” con él.

El gordo de Javier Duarte me dijo “si con él te fue excelente, conmigo te irá mejor”, hasta que un día me sacó a empujones el Flaco Castillo de la oficina del gordonador.

Hoy ando en oficinas viendo quien me atiende, rogando me den aunque sea un saludo o un abrazo, aquí en los pasillos de Palacio Legislativo. ¡Bye!