Golpe Político 

Manuela V. Carmona

Orizaba, Ver., 9 de agosto de 2018.- De no autorizar el incremento a la tarifa en el transporte público, los concesionarios corren el riesgo de irse a la quiebra, señaló el representante de Sociedad Cooperativa de Cerritos, Alfredo García.

Explicó que de no poner un freno al alza a los combustibles muchas líneas de transporte quebrarán por todos los gastos que han tenido que cubrir ante la falta de ingresos, pues no se ha autorizado un alza inmediata a las tarifas del transporte público de pasajeros en su modalidad de autobuses.

“Pedimos ya el paro del incremento al combustible porque ya de verdad, esta sobre rebasando todos los esquemas; y estos incrementos nos llevan a una quiebra total por los pagos que tiene que hacer sobre el diésel, sobre rubros que ustedes lo saben. Últimamente el emplacamiento, fue una situación muy relevante para las empresas en pagos, en la flotilla. Y algo más las financieras sobre todo los empresarios”.

Agregó que a esta problemática se suman los llamados “taxis colectivos” los cuales afectan en demasía a los transportistas. “Terminan afectando aún más la economía de este sector, solicitamos  que se pare este sistema que ha adoptado esta modalidad de taxis, ya que se viene causando estragos a los autobuseros desde hace ya mucho tiempo”.

Para finalizar informó que en esta cooperativa con la finalidad de no reducir el número de personal, se cuenta con la economía solidaria y se reduce el porcentaje de ganancia de cada uno de los trabajadores, “Se han incrementado las corridas, pero al verse afectados en sus ingresos los operadores prefieren irse y se tiene que contratar a más personal. Actualmente tenemos 25 autobuses y 30 operadores”.