Dice la actual dirigencia del PAN que su excandidato a la Presidencia, Ricardo Anaya, no tiene ni el más mínimo interés en volver a presidir al partido, pues ahora se dedicará a dar clases. Y no, no va a dejar la escena política, sólo va a tomar un plan que, asegura Damián Zepeda, ya tenía en mente desde hace mucho: la docencia.

Publica “Rozones” de La Razón de México